SERVICIOS DE PERITAJE Y VALORACIÓN

Los servicios de peritaje se realizan por profesionales especializados en Arquitectura Superior, Arquitectos Técnicos, Aparejadores e Ingenieros de Construcción.
Las areas solicitadas son:
- Peritaje judicial para reclamaciones con asistencia a Juzgado
- Valoración económica de bienes inmuebles para tasaciones y herencias
- Estudio y servicios de rehabilitación de fincas rusticas y urbanas

Imagen Blog Arquitectura Forense

CRITERIOS PARA LA EMISIÓN DE DICTÁMENES SOBRE PATOLOGÍAS CONSTRUCTIVAS

1.CRITERIO DE COMPETENCIA: Es obligado que el perito tenga los conocimientos necesarios y desarrolle el estudio a fondo del tema en cuestión, actuando con prudencia y rigor en todo el proceso: información, análisis, diagnóstico, procedimiento, evaluación y conclusiones.
2.CRITERIO DE INDEPENDENCIA: Este criterio obliga a actuar con plena independencia, y sin que en ningún momento la actuación como perito pueda estar mediatizada.
3-CRITERIO DE OBJETIVIDAD: Es esencial que el perito dé una visión objetiva y real de los hechos en función de las Normas vigentes en el momento del Proyecto y / o de la construcción, y de su desarrollo en el tiempo, así como de la Lex Artis aplicable en cada momento.
4.CRITERIO DE CONCRECIÓN: El perito debe explicar de manera concisa, concreta y razonada, fundamentando las conclusiones.

RECOMENDACIONES RELATIVAS A LA COMPETENCIA

1.Información: La información utilizada por el perito debe ser veraz, contrastada y precisa.
2.Análisis: Se debe efectuar un análisis científico de las cuestiones:
- Daños
- Patologías
- Causas
- Efectos
El perito debe centrar los temas: procediendo ordenadamente.
3.Hay que tener conocimientos técnicos del tema que se trata. Si sobre un tema o algún aspecto, el perito no está seguro, o lo desconoce, el perito tiene 2 opciones:
a)Renunciar el Dictamen, alegando que no es de su especialidad.
b)Buscar un colaborador o especialista que le ayude o colabore en este tema. Deberá ser un especialista muy técnico. En tal caso el Arquitecto debe ser consciente de que por razón de la dignidad de su profesión asume y hace suyo el apoyo que su colaborador especialista pueda prestarle, y sólo la aceptará si está convencido por razón de ciencia, porque en caso contrario, deberá renunciar al dictamen.
4.Diagnóstico: Tanto el análisis como el diagnóstico deben ser científicos, la explicación llana.
5.Conocimientos de la Normativa: El perito debe conocer las Normas, sean o no de obligado cumplimiento, así como las consecuencias de su incumplimiento; e igualmente deberá contrastar con respecto a estas Normas, la bondad efectiva de la tecnología proyectada, su aplicación y adecuado mantenimiento.
El perito tendrá presente que muchas Normas obligatorias permiten en fase de proyecto y de dirección, un importante grado de facultatividad al arquitecto proyectista y también al director de una obra, y el perito debe respetar esta facultatividad. Si el perito considera que los criterios adoptados por el facultativo, con o sin justificación por escrito, no son objetivamente aceptables, lo hará constar de forma razonada.
6.Procedimiento: El perito debe proceder con método, aplicar una metodología que permita un seguimiento racional del proceso, que le llevará a las conclusiones.
7.La opinión del técnico debe ser contrastada con datos objetivos, como ensayos, procedimientos deductivos, referencia a Normativa, y, en definitiva, con criterios fundados que avalen y justifiquen las conclusiones a que se llegue en el informe.
8.El perito debe conocer el procedimiento legal que regula la actuación procesal del perito.

RECOMENDACIONES RELATIVAS A LA INDEPENDENCIA

1.El perito no debe tomar partido, y deberá renunciar si no se siente absolutamente independiente.
2.El técnico no es ningún mercenario. Es un técnico al servicio de la Justicia, cuya misión es, en todo caso, colaborar con la Justicia.
3.Incluso cuando actúa de parte, no debe magnificar ni minimizar los defectos, ni ocultar información básica de la que tenga conocimiento por razón de su técnica.
4. Un mínimo de parcialidad en el desarrollo de la exposición de hechos en un Dictamen, puede descalificarlo plenamente, y llegar a ser contraproducente para los intereses de las partes, para el conocimiento del juzgador, e, incluso, para el propio cliente, en caso de actuar prejudicialment a instancia de parte.

RECOMENDACIONES RELATIVAS A LA OBJETIVIDAD

1.Analizar los aspectos técnicos siempre dentro del marco normativo obligatorio, vigente en el momento de la construcción y / o proyecto, y con análisis de aquellos aspectos técnicos creativos permisibles por razón de la legislación vigente al tiempo del proyecto y de la ejecución.
2.Entender las normas en su sentido recto, sin aplicar opiniones personales que el perito considere prioritarias, a menos que las justifique fundamentalmente, tanto en relación con la normativa existente, como con la tecnología aplicada en cada caso en el proyecto constructivo.
3.Destacar el incumplimiento de Normas, pero, cuando proceda, sean o no de obligado cumplimiento, analizar la tecnología aplicada que resulte del proyecto y / o de la dirección de las obras.
4.No puede entenderse como una opinión objetiva dar por hecho y sabido que determinadas técnicas autorizadas provocan problemas, si no se justifican adecuadamente en cada caso.
5.En defecto de Norma, no es objetivo considerar como criterios de buena construcción los que el perito utilizaría en sus obras, en lugar de lo que se considera práctica correcta en el sector de la construcción y en el lugar de emplazamiento de la obra.
6.Forma parte de una visión objetiva comprobar la fecha en que se proyectó y finalizar la construcción del edificio. Aquí hay que recordar que las técnicas de construcción y las normas legales pueden ser diferentes en el tiempo de la construcción y del dictamen, o de la reclamación judicial.
7.Si se hace un ensayo se debe señalar en qué medida sus resultados están alejados del marco normativo, así como las consecuencias de ello en el tiempo del proyecto, de la construcción y del proceso.
8.Los ensayos y los medios auxiliares que el perito solo×licite deben ser los necesarios, imprescindibles o suficientes para emitir, por razón de ciencia, su pericia.
9.El análisis de elementos debe hacerse siempre en relación al conjunto del que forman parte y no aisladamente , y el perito debe tener en cuenta y expresar razonadamente su trascendencia.
10.La aplicación de normas de cálculo dan datos de partida e hipótesis racionales para los cálculos del proyecto. Una vez realizada la obra no deben presumirse estas hipótesis normativas sino que se debe comprobar si las situaciones reales que de ellas se obtienen son las correctas, por ello es necesario calcular las cargas y sobrecargas reales, resistencia real los materiales, dimensional real, etc., con independencia de los elementos proyectuales, porque eso conllevará la oportuna atribución por parte del juzgador de las responsabilidades correspondientes.
11.La independencia de un perito está sujeto a su capacidad de eludir presiones de los agentes implicados en el proceso. El perito, como asesor del juzgador, es ajeno a las partes litigantes, y de ninguna manera debe plegarse a sus pretensiones. Puede sentirse, pero no debe formar su opinión por lo que le digan, porque actúa en términos de objetividad y debe atenerse a lo que conste en el proceso ya su propia ciencia.
12.La importancia de los reportajes gráficos es evidente dado su impacto visual, pero los ojos que los aprecian pueden no estar prevenidos frente las instrucciones pocos éticas de quienes los generaron. Si una fotografía se amplía mucho es conveniente disponer de una referencia de medida. En un mismo edificio, una serie de fotografías intencionadas puede servir para demostrar que todo está mal hecho o que todo, prácticamente, es perfecto. El perito debe racionalizar este tema para ilustración del Juez.

RECOMENDACIONES RELATIVAS A LA CONCRECIÓN

1.Evaluar económicamente las reparaciones, haciéndolo con criterios de objetividad, en el momento de emitir el informe, y aplicando los módulos o precios de la construcción en ese momento. Con ello el juzgador tendrá una orientación en los supuestos de ejecución de sentencia, dado el tiempo y modo en que se haga la valoración. De esta manera podrán evitarse abusos, se centrará el objeto discutido, y quizá podrá propiciarse un acuerdo entre las partes.
2.Es conveniente señalar si un defecto advertido lo es de proyecto, de dirección o de ejecución, y es procedente justificar el motivo. Esta no es una cuestión jurídica, sino una cuestión técnica, obligada por la propia razón de la pericia.
Por esta razón, si no es posible hacer tal distinción, también es obligatorio señalarlo. Lo que no puede hacer nunca un perito es sacar consecuencias y imputar ningún tipo de responsabilidad a nadie.
También puede expresarse por el perito si el hecho contemplado puede considerarse como caso fortuito o fuerza mayor, dadas las circunstancias y hechos concurrentes.
3.Si se solicita en el proceso, es necesario, y si no se pide, es conveniente, evaluar económicamente el coste de la reparación que se propone. Hay que evaluar el coste de la solución técnica idónea que sea más económica y de acuerdo con el marco de calidad del producto.

RECOMENDACIONES ÉTICAS O DE ACTITUD PROFESIONAL

1.Si se propone una solución técnica de reparación, procede exigir un nivel de calidad igual a la del proyecto inicial. No es correcto incrementar la calidad de un edificio con cargo a un condenado. Tampoco lo es aplicar soluciones con un exceso de prudencia o para protegerse mejor uno mismo, si esto supone un coste adicional.
2.Hay que evitar criterios de opinión que no se basen en hechos concretos y conocidos, excluyendo de esta manera especulaciones de lo que acontecerá en el futuro no contrastadas con hechos reales. Esto, normalmente, no es un planteamiento aceptable en un dictamen técnico, excepto si se trata de cuestiones muy conocidas y comprobadas por largas experiencias.
3.Algunas afirmaciones descalifican el perito.
No es admisible decir que falta cemento, sin comprobación, ni que una deficiencia es debida a una carencia de hierro, pero no ha sido posible comprobarlo.
4.Si se trata de un tema estructural o de seguridad para las personas, aunque sea por no intranquilizar los vecinos, debe señalarse ponderadamente su trascendencia.
5.Un Dictamen en el que se menosprecie el trabajo de un compañero se descalifica por sí mismo. El perito debe mantener con exactitud el lenguaje y la actitud.
6.Hablar siempre con el Arquitecto y otros agentes intervinientes en la obra para que puedan exponer los antecedentes.